Las encuestas apuntan a un parlamento fragmentado, por lo que el desenlace de los comicios se antoja vital para saber cuáles serán los activos más perjudicados y beneficiados por el resultado. En un informe publicado en septiembre, UBS contempla cuatro posibles coaliciones, si bien reconoce "que otros desenlaces serían posibles". Desde la entidad apuntan a que en caso de que emerja un gobierno de centro-derecha que incluya a PP y Ciudadanos: "las acciones serían nuestro activo preferido". Si, por el contrario, el gobierno estuviese formado por una coalición de izquierdas que comprenda a PSOE, IU y Podemos, el equipo de análisis de UBS cree que "el riesgo político cotizaría antes en los bonos que en las acciones".

Siga leyendo aquí la noticia completa.