Era un secreto a voces. La cómoda posición financiera de Amadeus le iba a permitir dar un regalo extra a sus accionistas y, desde el jueves, ya es oficial. La compañía se gastará 320 millones de euros en recomprar títulos desde el viernes hasta el próximo 29 de mayo, con la intención de amortizarlos. Es decir, que hará desaparecer de circulación hasta un máximo de 12,5 millones de acciones (un 2,8% de su capital) para, de esa manera, "mejorar el beneficio por acción, es una operación que crea valor para el inversor", defiende su directora financiera, Ana de Pro. Con ello, se convierte en el cuarto pago real más rentable del Ibex 35.

Puede leer aquí la noticia completa.