La entidad salió a bolsa el 20 de julio de 2011 sin contar con el favor del consenso de mercado: los analistas recomendaban entonces -y aún hoy lo hacen- deshacerse de sus títulos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, criticaba esta semana que la salida a bolsa de Bankia en el verano de 2011 fuese "una cuestión de Estado, en la que el Gobierno forzó voluntades e hizo que los supervisores miraran hacia otro lado". Realizaba estas declaraciones tras conocerse el informe elaborado por dos peritos del Banco de España, a instancias del juez Fernando Andreu, en el que se denuncia que la entidad maquilló sus cuentas de cara a su OPV (oferta pública de venta).

Consulte aquí la noticia completa