El nerviosismo de su aterrizaje ha dejado paso al desparpajo y a la seguridad de sentirse en casa. Más de un año y medio después de que sus destinos se cruzasen en @Bestinver, la mayor gestora independiente de España, el tándem formado por Beltrán de la Lastra y Ricardo Cañete se complementa a la perfección. Son conscientes de que la volatilidad ha llegado para quedarse y de que un gestor puede (o debe) permitirse un año en el que dedicarse a hacer cartera, a pesar de que el resultado sean unas rentabilidades más sobrias porque, dicen, es una estupidez pretender ser el primero durante toda la maratón en esto de la inversión y porque la vocación de largo plazo es, no sólo su filosofía, sino la manera más sensata de que la bolsa no se convierta en una máquina de perder dinero.

Podéis leer aquí la entrevista completa.