El ladrillo cotizado brilla con más fuerza que nunca en las carteras de los gestores. Y es que, después de unos años de desplome del sector inmobiliario, las socimis se han convertido en el producto por excelencia para aprovecharse de la recuperación del sector. Las grandes fortunas no se han quedado atrás con sus inversiones. Según los datos de la CNMV, al cierre del primer semestre Lierde, la sicav de César Alierta, presidente de Telefónica, había pasado a formar parte del accionariado de Hispania, Realia Business, Renta Corporación, Lar España y Merlin Properties. Estas dos últimas se convertían en las mayores posiciones de su cartera. Y su sicav, en la segunda más rentable del año (entre las grandes).

Siga leyendo aquí la noticia completa.