Hay quien dice que el mejor analista bursátil de todos los tiempos no trabajó nunca para un gran banco de inversión. Y que éste no fue otro que Isaac Newton, que al enunciar la ley de la gravedad, dejó claro que todo lo que sube, tiene que bajar. Eso es lo que ha pasado en las últimas semanas de forma generalizada en todas las bolsas mundiales que, desde máximos, acumulan una herida que en muchos casos se acerca al 15 por ciento.

Puede consulta aquí la noticia completa