Cuando un inversor particular acuda a su oficina en busca de información sobre un producto financiero deberá encontrar en la publicidad un color o un número en la parte derecha del documento que le alertará del riesgo que asume para evitar así errores de comercialización del pasado. El Ministerio de Economía aprobó este miércoles un código de seis colores, con seis números equivalentes, que entrará en vigor el próximo mes de febrero.

Siga leyendo aquí el artículo completo.