¿Alguna vez se ha planteado adónde va a parar la comisión de gestión que asume cuando contrata un fondo? Pues a pagar a la gestora, que en definitiva es la artífice de crear la idea de inversión, pensarán muchos. Y sí, en parte llevan razón, aunque se olvidan de un pequeño detalle. En España la comisión de gestión no sólo se utiliza para retribuir a la gestora, sino que esta a su vez cede un porcentaje de la misma a quienes van a distribuir sus productos, es decir, a la red comercial. Es como si, llevado a la vida cotidiana, el vendedor que hace que finalmente se decante por Golf en vez del Polo que tenía pensado gana más que los que han fabricado ambos modelos durante meses.

Y no hablamos de un porcentaje baladí precisamente. Según las últimas estadísticas publicadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), correspondientes al segundo semestre de 2014, las gestoras ceden hasta el 62% de la comisión de gestión a la red comercial.

Consulte aquí el artículo completo