El desgobierno y la demonización que han acometido los partidos políticos contra las sicavs, por desconocimiento en algunos casos sobre su fiscalidad, se ha convertido en un gran obstáculo para la creación de nuevas sociedades de inversión de capital variable. No se creaban tan pocas desde el año 2012, según los datos de la CNMV. Y de seguir con el ritmo actual, 2016 podría ser el tercer peor año de la historia.

Siga leyendo aquí la noticia completa.