Diciembre de 2015. Fidelity decidió cerrar su fondo super ventas de renta variable ibérica a más partícipes. Entonces, su patrimonio superaba los 1.300 millones de euros y era el mayor producto de renta variable en España. A día de hoy, este fondo, gestionado por Fabio Riccelli, ya solo atesora 745 millones de euros y ve peligrar su primer puesto en favor del Santander Acciones Españolas. La diferencia ya es de 50 millones de euros, según los datos de Morningstar. La pregunta ahora es la siguiente: ¿volverán a abrirlo de nuevo al público? 

Aquí tenéis la noticia completa.