Los menores intereses de la deuda pública han impuesto la búsqueda de rentabilidad a cambio de mayor riesgo en renta fija. De manera que, en lo que va de año, las entradas de dinero a los fondos de renta fija corporativa duplican a las que se han producido en los de deuda gubernamental.

Puede leer aquí el artículo completo.