Si el mercado exige un descuento del 10%, algo habitual en las OPV, sobre los múltiplos EV/ebitda (capitalización más deuda sobre el beneficio bruto) a los que cotizan los dos grandes comparables de Aena, ADP y Fraport, el Estado podría dejar de ingresar más de 1.000 millones respecto a los cálculos que habría hecho en la parte media de la horquilla.

Siga leyendo aquí la noticia completa.