"Existe una ausencia de un modelo para poner precio al arte, esta falta de un modelo fundamental de precios significa que el arte está sujeto a modas, manías y potencialmente burbujas", advierte Nouriel Roubini, para algunos el doctor calamidad para otros uno de los pocos que supo atisbar el frenesí de las hipotecas de alto riesgo.

"Existe una ausencia de un modelo para poner precio al arte, esta falta de un modelo fundamental de precios significa que el arte está sujeto a modas, manías y potencialmente burbujas", advierte Nouriel Roubini, para algunos el doctor calamidad para otros uno de los pocos que supo atisbar el frenesí de las hipotecas de alto riesgo. Como buen coleccionista de arte, este trotamundos de la economía considera que, actualmente, "el precio de los activos, incluidos los relacionados con el arte, es muy elevado".

Consulte aquí el artículo completo