Hace tres años, por un contexto económico y financiero "extremadamente difícil", Telefónica tuvo que renunciar a la mejor carta de presentación para el mercado: el pago de dividendos. Eso sí, como no hay mal que cien años dure, la retribución con cargo a 2013 volvió a hacerse efectiva. Sin embargo, no se esperaba ninguna mejora, hasta ahora... Y es que según las estimaciones del consenso de mercado que recoge Bloomberg, Telefónica pagará con cargo al ejercicio que viene 0,8 euros por acción (en noviembre de 2016 y mayo de 2017), la entrega más elevada desde 2011 (ese año pagó 1,3 euros, su dividendo más alto).

Siga leyendo aquí la noticia completa.