Goldman fue la primera entidad en alertar de que el petróleo se podía ir a los 40 dólares. Después aseguró que sería posible verlo en 20 dólares, algo a lo que ahora da menos de un 50% de posibilidades, y ahora ha dado otro golpe sobre la mesa. Y es que cree que esta situación de un oro negro en horas bajas se va a prolongar en el tiempo. Así, considera que el exceso del crudo podría "mantener los precios bajos los próximos 15 años".

Puede leer aquí la noticia completa.