Si bien es cierto que nadie sabe con absoluta seguridad si Draghi acabará anunciando este jueves la tantas veces invocada flexibilización cuantitativa, también lo es que los efectos que ésta puede tener sobre los mercados son de sobra conocidos. Sobre todo, si se atiende a lo ocurrido en otras economías desarrolladas del mundo cuando decidieron adoptar dicha medida. Y una de las principales consecuencias de esta previsible inyección de liquidez es la revalorización del mercado de renta variable y de renta fija. Como ejemplo: la bolsa americana se revalorizó un 20% de media durante los programa de compras activos llevados a cabo desde 2008.

Siga leyendo aquí la noticia completa.