La carrera entre la renta variable de Europa y de EEUU ha contado con un claro ganador prácticamente desde principios de año, la americana. De hecho, el Stoxx 600 tan sólo ha conseguido superar al S&P 500 en el balance anual en apenas tres sesiones. Sin embargo, durante las últimas semanas la diferencia entre ambos mercados se ha ido reduciendo. En este sentido, ahora la supremacía de EEUU sobre Europa ronda los 8 puntos porcentuales, cuando hace apenas dos meses se acercaba a los 11 puntos. ¿Pero qué puede decantar la balanza y hacia dónde?

Siga leyendo aquí la noticia completa.