En las últimas sesiones la caída del precio del petróleo ha puesto de relieve el mazazo que supone para las petroleras, ya que para 2015 se espera que sus beneficios se reduzcan en más de 40.000 millones de dólares (entre las treinta más grandes del sector).

Lea aquí la noticia completa