A partir de enero el inversor en dividendos tendrá que reprogramar su mente. Si hasta ahora podía evitar la tributación por los pagos recibidos hasta los primeros 1.500 euros, en las retribuciones que cobre después de las campanadas de este año no podrá evitar pasar por el peaje de Hacienda. Todo este cambio fiscal está llevando a varias compañías a repensar su estrategia de dividendos, lo que en algún caso podría adelantar los pagos tradicionales de enero, un mes especialmente activo en dividendos dentro del mercado español. Todo este cambio fiscal está llevando a varias compañías a repensar su estrategia de dividendos, lo que en algún caso podría adelantar los pagos tradicionales de enero, un mes especialmente activo en dividendos dentro del mercado español.

Siga leyendo aquí la noticia completa.