Mientras el programa de estímulos cuantitativos duró en Estados Unidos se inyectaron casi 4 billones de dólares pero su economía creció menos de 2 billones. Así, los expertos alertan de la poca efectividad que tiene el programa sin reformas estructurales. Tampoco en Europa, donde el 'QE' del Banco Central Europeo -BCE- no está dando los frutos esperados. Durante los 52 meses que ha estado Mario Draghi como presidente de la entidad, sólo ha conseguido mantener la inflación por encima del 2% durante 14 meses, cerca de un cuarto de su mandato.

Lea aquí el artículo completo.