Comprar en las caídas... para vender en los rebotes es una máxima bursátil difícil de ignorar tanto por los pequeños inversores como por los más afamados gestores de fondos de inversión. Sin embargo, parece importar bien poco a las compañías de la bolsa española. Las firmas del Ibex 35 han incrementado en 300 millones de euros su posición de autocartera durante el último mes, desde los mínimos de diciembre hasta la actualidad. Esto supone que, lejos de aprovechar la corrección del mercado para hacerse con sus propias acciones a precios de saldo (del 11 de diciembre a la sesión de este lunes, el Ibex 35 ha protagonizado caídas de un 5,75%), las cotizadas han aumentado en un insignificante 0,05% el volumen de títulos propios en sus manos con respecto a los niveles del mes de noviembre.

Siga leyendo aquí la noticia completa.