El llamado Oráculo de Omaha es posiblemente uno de los mejores inversores de todos los tiempos. Por eso, su cartera sirve como referencia a muchos otros ahorradores que quieren emular su éxito -es el segundo hombre más rico del planeta, con una fortuna de 68.000 millones de dólares-. Warren Buffett siempre ha aplicado los criterios value a sus inversiones, un paradigma que heredó de Benjamin Graham, profesor de Columbia Business School y autor de The Intelligent Investor, el libro que ha llegado a convertirse en la biblia de los inversores de valor.

Ha creado una escuela en el mundo entero y propagado su estilo, que es considerado por muchos la exponencia de la gestión de activos. Pero, ¿qué pensaría si descubriera que sólo un 64% de la cartera del gurú de los mercados es value?

Consulte aquí el artículo completo