azValor tenía marcado un día en el calendario: el 22 de septiembre de 2016. Ese era el día en que Francisco García Paramés (La Coruña, 1963), quedaba libre tras dos años de excedencia forzosa. A la espera de que, previsiblemente, éste se uniera a sus excompañeros, la gestora ha llegado a atesorar unos 2.000 millones de euros en activos, casi la mitad de lo que gestiona Bestinver, unos 5.000 millones. Y se acerca, además, al límite que fijó para cerrar sus fondos. Sin embargo, hoy, el propio Paramés ha anunciado que ha iniciado todos los trámites oportunos para crear su propia gestora.

¿Qué harán ahora quienes se fueron a azValor a la espera del Warren Buffett español?