Ninguna de las grandes compañías españolas que forman parte de los cincuenta valores del EuroStoxx 50 se encuentran entre las favoritas de los analistas y ninguna logra una recomendación de compra desde hace cuatro años. De hecho, entre las once peores recomendaciones del selectivo cuatro son españolas: Santander, Repsol, Inditex y BBVA. En el caso de Repsol e Inditex, además, han visto como su consejo se ha deteriorado notablemente. Tanto que la petrolera tiene su peor recomendación desde 2009 y la gallega una de las peores de su historia.

Puede leer aquí el artículo completo.