Las grandes cotizadas españolas pueden presumir de encontrarse entre las más negociadas de la zona euro. Aproximadamente uno de cada cinco euros movidos por los valores del Eurostoxx 50 corresponde a títulos de Banco Santander, BBVA, Telefónica, Repsol, Iberdrola o Inditex. Pero la liquidez va menguando a medida que el tamaño de las compañías se reduce.

Para evitar problemas a la hora de que se crucen órdenes de compra y de venta, y que puedan producirse movimientos bruscos, las empresas disponen de mecanismos como el contrato de liquidez. Este instrumento es utilizado sobre todo por empresas de pequeña capitalización, pero seis de las firmas del Ibex menos negociadas lo están empleando para asegurar liquidez en sus títulos.

Consulte aquí el artículo completo