Buy & Trend

 

El portfolio de River Patrimonio FI es la suma de dos sub carteras que se gestionan utilizando estrategias diferentes. La primera sub cartera utiliza una estrategia buy & hold, mientras que la segunda se gestiona utilizando una estrategia momentum/trend.

Muchas carteras equilibradas utilizan estrategias buy & hold - compran activos y los mantienen durante largos periodos - a las que añaden algún sistema de reajuste de posiciones. Es una manera excelente de invertir, que nos permite mantener controlado el perfil de riesgo de la cartera, reduciendo su rotación y costes. Durante entornos de mercado volátiles y laterales, las carteras diversificadas buy & hold tienen además el potencial de generar algo de rentabilidad extra cuando sus sistemas de rebalanceo - vuelta a los porcentajes originales - crean sistemáticamente oportunidades de ‘comprar barato y vender caro’. Sin embargo, en tiempos de crisis, cuando las correlaciones entre activos tienden a uno (cuando nada funciona, tipo 2008), diversificar entre distintos activos puede no ser suficiente. 

La evidencia empírica nos muestra que es muy difícil sobrevivir en mercados bajistas únicamente con diversificación entre activos. Incluso con una asignación de activos robusta más allá de la renta variable y fija, hubiera sido imposible no sufrir pérdidas en términos reales de más de un 30% durante algunas de las crisis del último siglo, sin sacrificar rentabilidad a largo plazo. Con carteras menos diversificadas que combinan solo diferentes tipos de renta variable y renta fija, los resultados hubieran sido aún peores, necesitando periodos de más de diez años para recuperarse tras una fuerte corrección. Psicológicamente es poco realista que un inversor que se autodenomina equilibrado se mantenga invertido tras sufrir este tipo de pérdidas. No olvidemos que estas situaciones críticas suelen coincidir con recesiones o crisis en las que mucha gente pierde su trabajo, la prensa nos bombardea con malas noticias y los ánimos andan por los suelos.

Para protegernos de estos eventos extremos necesitamos que nuestra cartera, además de estar diversificada, sea dinámica. El problema es que la mayoría de sistemas de gestión táctica/dinámica no pasan el corte si los analizamos cuantitativamente en busca de robustez.
Aun así, existen una serie de estrategias que han sido capaces históricamente de mejorar la relación retorno/riesgo de una cartera buy & hold. La mayoría utilizan criterios momentum o trend que rotan la exposición de la cartera lejos de aquellas áreas que muestran señales de debilidad.
Ahora bien, ninguna estrategia trend funciona todo el tiempo; no obstante, diferentes combinaciones simples de varias de ellas, a costa de dar señales falsas en mercados volátiles, demuestran ser capaces de reducir notablemente las pérdidas máximas cuando estas ocurren.
La naturaleza cíclica de los mercados, con sus periodos alcistas seguidos de correcciones a la baja, nos sugiere que estas estrategias podrían seguir ofreciendo a largo plazo resultados con una mejor relación retorno/riesgo que sus equivalentes buy & hold. Sin embargo, como toda estrategia, también pueden sufrir largos y continuados periodos de bajo rendimiento.

En su ensayo The Trinity Portfolio, Meb Faber, el gestor de Cambria Asset Management - y uno de mis inversores de referencia - compara la diferencia entre la aplicación de estrategias buy & hold y trend simples en periodos continuos de 12 meses, entre 1973 y 2015, y una asignación de activos que llama GAA (Global Asset Allocation).

Como se observa en la imagen, la diferencia de resultados entre estrategias basadas en la misma asignación de activos alcanza en ocasiones hasta un treinta por cien anual. Un vistazo rápido a la hemeroteca sirve para corroborar como, cada vez que estos periodos ocurren, la prensa financiera no tarda en proclamar la muerte de la estrategia perdedora. No es de extrañar, es más, podríamos decir que es algo natural. En estas situaciones la mayoría de personas somos presa de nuestros sesgos conductuales. Primero nos dejamos llevar por nuestro sesgo de recencia, que nos hace darle mucho más valor a lo que acaba de ocurrir; en este caso el declive de una estrategia frente a otra. Después entra en juego nuestra tendencia a extrapolar hacia el futuro ese mismo sesgo de recencia. La realidad es que los resultados son cambiantes y que lo que se observa es efecto de reversión a la media. No está nada claro qué estrategia es superior. La fecha de inicio y final del periodo que se compare es tan crítica a la hora de comparar resultados que yo nunca he terminado de convencerme del todo.

Si me obligaras a escoger una de las dos, seguramente escogería una estrategia trend. A muchos otros inversores les convence más utilizar buy & hold. Como decía antes, ambas tienen sus retos, ventajas e inconvenientes. La mayoría de los retos son conductuales: ¿Seremos capaces de mantenernos invertidos en estrategias buy & hold durante periodos de grandes pérdidas?, ¿Qué haremos si nuestros movimientos tácticos nos hacen perder rentabilidad o no nos protegen como esperamos en la próxima crisis? Lo que parece claro es que solo veremos los beneficios de cada estrategia si nos mantenemos invertidos en ellas durante un largo periodo de tiempo.

Sin embargo, no estamos obligados a escoger entre una y otra. Combinar ambas estrategias es una idea simple que simplemente funciona (y que por cierto he copiado de Faber). Continuando su investigación, he probado literalmente cientos de combinaciones de estrategias buy & hold con estrategias trend en sus múltiples variantes, aplicándolas a todo tipo de asignaciones de activos. Siempre llego a la misma conclusión. 
No importa si el punto de partida es el GAA de Faber, la asignación de activos base de River Patrimonio FI o cualquier otra asignación de activos bien diversificada. Cuantitativamente el resultado final es siempre el mismo: un portfolio total más resiliente
El enfoque multiestrategia nos libera además de tener que averiguar constantemente la estrategia ideal para cada entorno de mercado. Pase lo que pase, parte de tu cartera tiene el potencial de beneficiarse de utilizar buy & hold, trend o ambas.

Rafael Ortega Salvador
Gestor de River Patrimonio FI
rafael.ortega@esferacapital.es
@riverpatrimonio