eToro
eToro
La democratización de las finanzas descentralizadas

La democratización de las finanzas descentralizadas

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

Las finanzas descentralizadas (DeFI, por su acrónimo en inglés) suscitan actualmente el entusiasmo de los inversores en criptomonedas. ¿En qué consisten? ¿Cómo beneficiarse de esta tendencia y dónde están los límites? 

Las finanzas descentralizadas están democratizándose y numerosos apasionados de los criptoactivos están mostrando un gran interés por esta nueva área. El éxito es tal que el dinero depositado en las aplicaciones de finanzas descentralizadas pasó de 1.100 millones de dólares a más de 7.870 millones en tan solo tres meses.

El valor de algunos tokens vinculados a sus aplicaciones también se ha visto enormemente favorecido por este entusiasmo. Por ejemplo, durante el tercer trimestre del año YFI, el token de Yearn.finance, ha ganado un 1890%, UMA un 761% e incluso LEND, el token del protocolo Aave, ha subido un 540%.

Pero, ¿qué son exactamente las finanzas descentralizadas?

Las DeFI pretenden ser un sistema alternativo a las finanzas clásicas. Mientras que el Bitcoin abrió el camino al intercambio de valores en Internet sin un tercero centralizado, las DeFI desean llegar más lejos ofreciendo a los usuarios toda una gama de servicios financieros descentralizados que van desde los créditos y préstamos hasta los seguros, pasando por las plataformas de intercambio e incluso los proveedores de liquidez.

Esta nueva forma de finanzas, posibilitada por las funciones de los smart contracts del protocolo Ethereum u otras blockchains, quiere estar abierta a todos y ofrece la posibilidad de mover activos de forma más fluida y transparente utilizando directamente la blockchain.

¿Cómo se puede participar en esta revolución financiera?

El primer paso que hay que dar para poder participar en este nuevo tipo de inversión consiste en crear un monedero Ethereum descargando Metamask en un ordenador o, si se prefiere utilizar el teléfono móvil, a través de aplicaciones como TrustWallet o Argent.

Una vez instalado el monedero, se debe transferir Ethereums u otras criptomonedas desde el monedero en línea para poder utilizarlas, por ejemplo, en las diferentes aplicaciones de DeFi.

En cuanto se reciben los fondos, el usuario puede ir a aplicaciones como Compound, Nüo o Aave si desea pedir prestadas o prestar criptomonedas, a Uniswap si desea intercambiar una criptomoneda de forma totalmente descentralizada o a PoolTogether si desea participar en una lotería descentralizada sin pérdidas. Los inversores a los que les guste el riesgo pueden unirse también a las bolsas de liquidez con el fin de realizar yield farming en portales como Curve o Sushi.

Esta tendencia tan pujante en la actualidad entre los titulares de criptomonedas consiste en bloquear tokens en una bolsa de liquidez con el fin de recibir tasas de interés impresionantes que pueden superar el 1000% al año.

Una vez efectuadas las inversiones, con aplicaciones como Zerion o Zapper se puede seguir la evolución de las criptomonedas bloqueadas en los protocolos de finanzas descentralizadas y gestionar las inversiones DeFi en tiempo real.

Los límites de las DeFI

A pesar del extraordinario potencial de las finanzas descentralizadas, algunos productos que existen actualmente en este mercado invitan a la prudencia. 

Aunque algunas empresas como Aave han conseguido obtener una licencia de la FCA que les permiten operar legalmente, el marco regulatorio alrededor de estos proyectos sigue siendo borroso por el momento y algunos proyectos podrían tener problemas con los reguladores durante los próximos meses o años.

Por otro lado, el éxito de las finanzas descentralizadas es tal que durante estos últimos meses los gastos de la blockchain de Ethereum han aumentado con fuerza, llegando incluso a un máximo de más de 12 dólares por operación, es decir, ¡un incremento del 1.770% en un año! 

La utilización creciente de estos protocolos ha dado lugar a un número de operaciones más grande en la red Ethereum. Cuantas más personas efectúan transacciones en la blockchain, más ocupada está la red y, por consiguiente, los gastos aumentan.

Estos gastos restan fuerza a la promesa hecha por las DeFi de ser accesibles a todos. Con unos gastos tan elevados, numerosas personas quedan excluidas por definición y no pueden beneficiarse en estos momentos de las ventajas derivadas de esta nueva forma de finanzas.

Por último, aunque las oportunidades son numerosas para los inversores, también es importante recordar que las rentabilidades han sido extraordinarias durante los últimos meses y tras el escándalo de NomiChef, aconsejamos a los inversores realizar análisis en profundidad de los productos DeFi que existen actualmente en el mercado antes de utilizarlos.

Las DeFi tienen potencial para revolucionar numerosos servicios financieros y ofrecen perspectivas interesantes a las personas que desean recibir intereses sobre sus haberes en criptomonedas, pero los proyectos de finanzas descentralizadas siguen siendo todavía experimentales y los tokens asociados a algunos protocolos pueden ser extremadamente volátiles. 

David Derhy, analista de criptomonedas de eToro


El contenido de eToro es solo para propósitos informativos y educativos y no puede ser considerado como asesoramiento de inversión o recomendación de inversión. Los rendimientos pasados no son una indicación de rendimientos futuros. Los CFDs son productos apalancados y conllevan un gran riesgo para el capital
0 ComentariosSé el primero en comentar
User