eToro
eToro
El miedo a quedarse fuera... Y el posible impacto de las elecciones EEUU

El miedo a quedarse fuera... Y el posible impacto de las elecciones EEUU

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

El S&P500 norteamericano ha sido el segundo de los grandes índices mundiales tras el Nasdaq100, en entrar en situación de subida libre. Eso significa que, superados los máximos históricos anteriores, las cotizaciones se encuentran en zona no explorada para la que no existen referencias de control. El Dow Jones, sin embargo, al calcularse mediante un sistema de ponderación por precio, y no contar entre sus componentes con valores como Amazon, Facebook o Google, está todavía a un 5% de la zona de máximos alcanzados en el mes de febrero. 

Sabida la gran divergencia entre el sector tecnológico y casi todos los demás, muchos analistas culpan al denominado FOMO (Fear Of Missing Out) o miedo de perderse la subida, de ser uno de los elementos que han seguido alimentando la entrada de dinero pese a las altas valoraciones vistas en los valores directores. La idea de tener unos mercados manipulados por la FED, que hará todo lo posible para que las bolsas funcionen de “forma apropiada” inyectando la cantidad de dinero que sea necesario, ha ido eliminando cierta percepción del riesgo en muchos inversores, generando que no haya necesidad de tomar beneficios y asumiendo que, pase lo que pase de momento, hay que seguir comprado en bolsa. El miedo a quedarse fuera es una característica dominante en los últimos años, haciendo válida una y otra vez, la idea de que hay que comprar en las caídas (BTD). 

Hasta la fecha esto ha funcionado perfectamente, provocando que el crecimiento (growth) supere con creces al valor (value), que el interés pasa por los Large Caps (nada en los Small Caps) y que, por ejemplo, el gap entre Estados Unidos y el resto del mundo, en términos de rentabilidad de sus bolsas, está en niveles no vistos anteriormente. Tener un PER mayor a 1038 veces en el caso de Tesla, de 127 veces si observamos Amazon o una ratio de 84 en el caso de Netflix, no genera dudas entre los inversores. Y tampoco lo hace, de momento, el deterioro visto en el sentimiento del consumidor como muestra el siguiente gráfico. 

A esta altura del partido esa es la realidad de la que uno, pese a ser consciente de la locura dominante, no puede abstraerse y, mucho menos, intentar combatir. Aplica lo dicho por Keynes: “El mercado puede estar mucho más tiempo irracional del que uno puede permanecer solvente” y, de momento, esa es la única verdad. Pero mientras esto se va perpetuando en el tiempo, la situación no exime a aquel que se dedica a invertir sus ahorros, de llevar a cabo ciertas tareas de estudio y análisis enfocadas a intentar intuir qué puede alterar la tendencia dominante. 

Uno de los posibles elementos distorsionadores podría ser las próximas elecciones norteamericanas. Desde 1932, un 75% de los presidentes en curso han resultado ser reelegidos para un segundo mandato. Así mismo, aquellos que han estado en medio de una recesión económica son los que no han podido ganar esa reelección, lo que explicaría en parte, el afán de Trump por demostrar que la economía norteamericana está en buen estado de salud. 

A la vista de los sondeos de opinión, Biden obtiene a día de hoy mayores probabilidades de ganar en noviembre, a la vez que el gap entre uno y otro candidato se va incrementando en los últimos meses. De la capacidad de Trump para movilizar a su electorado, de la dinámica que tome la guerra comercial y del control de la pandemia podrían depender, en buena medida, el cambio de dicha tendencia.
 



En cualquier caso, el impacto de las elecciones no es sencillo de valorar. Desde un punto de vista histórico, siempre se ha producido un aumento de la volatilidad como resultado de la incorporación en los precios de las distintas políticas a implementar por el posible ganador, siendo el bando republicano el más vitoreado por el mercado. Sin embargo, pese a que esto último es lo que se piensa dadas las teóricas políticas más favorables a las bolsas, la realidad desde 1927 muestra todo lo contrario. Mientras que los demócratas han permanecido en la Casa Blanca durante 48 años, obteniendo una rentabilidad anualizada del S&P500 del 13%, los republicanos han generado un 5,2% anual en los 43,8 años de mandatos. La siguiente tabla vía Seekingalpha, muestra cada presidente y lo generado por el SPY.

Sin embargo, la situación actual provocada por la crisis sanitaria, las comentadas anomalías que dominan las bolsas y las consecuencias económicas de la pandemia hacen que, estas nuevas elecciones, añadan ciertos riesgos que el mismo mercado está incorporando en las cotizaciones futuras. 

Así las cosas y dejando claro que un inversor debe seguir estando en bolsa pese a todo, aquel no debe dejar de hacer sus deberes, siendo consciente de los efectos que cambios radicales en la percepción de los operadores pueden generar en un momento de muy altas valoraciones y concentración.  

S&P500 Comentario Técnico. NO recomendación de operación alguna. 

Advertiamos de la posibilidad de, una vez superados los 3400 puntos del S&P500, este pudiera entrar en subida libre. Consumado este hecho, el soporte debería colocarse en esa zona 3380-3400. Por debajo, los 3280 y los 3000 son niveles que pueden funcionar ante posibles descargas. El peligo que observamos pasa por la entrada en sobre-compra del índice, del sector tecnológico y del aumento de volatilidad (leve) visto en esta última semana. Normalmente, cuando un activo sube lo hace sin alza de volatilidad. Que ésta se empiece a mover ligeramente al alza, al tiempo que el sentimiento inversor se desplaza hasta zona de extrema euforia, nos hacen ser muy cautos ante la posibilidad de nuevos máximos. No obstante, el mercado está en subida libre y esa es la única verdad a día de hoy. 
 

Comentario Técnico sobre el Ibex 35. NO recomendación de operación alguna. 

La falta de movimiento, momentum e interés general en nuestro Ibex-35 ha generado un rango de precios intermedio que puede funcionar en el corto plazo. Por abajo, son los 6840-6850 puntos el soporte clave. Por arriba, la resistencia delimitada por la zona de los 7300 puntos, marca el techo de dicho rango. Si los precios superan esta referencia, directos a los 7500 puntos. Si se pierde el soporte, a los 6500.  Puede regresar cierto interés a este indicador como estrategia de sentimiento contrario (a un lado u otro). 

Comentario de criptodivisas

Ligero aumento de la capitalización de los criptoactivos que se sitúa en los 367.000 millones de USD (no olvide que no equivale a una capitalización de una acción clásica). El bitcoin (BTC) representa un 58,4% en el total mercado, dato que vuelve a suponer descenso de su peso relativo y señal de que, como dicen algunos analistas, estemos en una de esas AltSeasons. 

Semana de consolidación para el BTC y vuelta a zonas de resistencia del ETH. Otros criptoactivos como XRP, EOS o BSV experimentan caídas suaves semanales.  

Bitcoin (BTC) Comentario Técnico. NO recomendación de operación alguna. 

Mantenemos la zona de control de los 12.500 USD como clave antes de pensar en nuevos máximos. Por abajo son los 10500 la referencia de soporte a vigilar. De momento ese es el gran rango en el que se encuentran los precios y desde donde deberán producirse los movimientos serios a uno u otro lado. 

De momento, los precios han mantenido el 38% de corrección del último impulso alcista. El 61,8% coincidiría con ese soporte muy importante mencionado de los 10.500 puntos.


El interés comprador se encuentra por encima del 30%, no dando aún muchas pistas de evolución probable. 

La volatilidad vuelve a descender acorde a la consolidación actual.

Comentario técnico del oro

El rango 1750 – 2060 es el dominante en el momento actual del oro. Fíjese en la necesidad de tener muy claro el nivel de control inferior pues, en caso de entrar a los precios actuales, esa es la zona de soporte a vigilar. Por arriba, hasta que la zona de máximos situada en los 2050-2060 puntos no sea superada, no deberían abrirse nuevos largos. Por abajo, primero los 1900 USD, los 1800 y los 1750 marcan los soportes relevantes. Precios por debajo de los 1750 significaría dar por concluido el impulso alcista actual. Por encima de 2060, el oro entraría en subida libre. 
 

Únete ahora a eToro y compra acciones sin pagar comisiones

El contenido de eToro es solo para propósitos informativos y educativos y no puede ser considerado como asesoramiento de inversión o recomendación de inversión. Los rendimientos pasados no son una indicación de rendimientos futuros. Los CFDs son productos apalancados y conllevan un gran riesgo para el capital.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User