La evolución del banco online ha sido imparable. Tanto que los últimos informes de uso de este tipo de banca muestran cómo la cantidad de clientes se incrementa de manera exponencial año a año. Esto se produce porque además de las ventajas de la banca electrónica y la banca móvil muchas de estas entidades han cambiado su modelo de negocio adaptándolo al consumer first. Es decir, todo lo que se hace se hace pensando en el beneficio del usuario.

Top 10 de mejoras tecnológicas en el banco online

El banco online es un negocio que crece en paralelo al sector tecnológico. El fintech es la nueva revolución. Las transformaciones de la cultura digital y la incorporación de conocimientos y aplicativos puramente tecnológicos al banco, pero sobre todo para la utilidad final del usuario es la clave del banco online con enfoque al nuevo smart consumer.  Sin embargo, como a lo bueno es fácil acostumbrarse una vez se incorpora en el día a día, te mostramos algunos de los cambios más significativos de los que puedes disfrutar ya y que serán la base para conseguir nuevos cambios en el futuro:

1. Identificación digital

Cualquier trámite financiero es más accesible cuanto más rápida sea su gestión. Los procesos de identificación actuales incorporan tecnologías de reconocimiento dactilar. Así, entrar en tu canal es una cuestión de microsegundos olvidando complejos códigos y obteniendo la máxima seguridad.

Primero se abandonaron los papeles y se sustituyeron por las firmas online y las contraseñas. Ahora es momento de dejar atrás poco a poco esos sistemas e ir introduciendo, de manera paulatina, software interactivo y fácil de usar que permita ahorrar tiempo y reforzar aún más la seguridad.

2. Big Data

Las cantidades masivas de información digital pueden aprovecharse de manera estratégica. Lo que se busca es ofrecer servicios más personales y adaptados. Solo sacando el máximo rendimiento al Big Data se podrá mejorar la gestión de las finanzas de los usuarios. El objetivo es conocer bien al cliente y el estado de sus trámites para agilizar procedimientos y adelantarse a lo que necesita.

3. Servicio al cliente 2.0

El vínculo entre el banco online y sus clientes es cada vez más estrecho. La accesibilidad nunca fue tan fácil gracias a los dispositivos digitales, lo que mejora las relaciones. La atención al usuario sigue siendo clave, aunque ahora esta se basa en los canales online y en poner a disposición del cliente asesores virtuales (robots) que den una respuesta rápida e incluso realicen las gestiones pertinentes.

4. Ruptura de las barreras

La cultura digital ofrece la posibilidad de saltarse todas las fronteras posibles. El contacto face to face en oficina es cosa del pasado. Esto amplía horizontes y garantiza la inclusión financiera de a los nuevos consumidores de productos bancarios. La tecnología permite llegar allí donde la banca clásica nunca pudo ni supo hacerlo. El servicio más personalizado y ajustado a las necesidades individuales de cada usuario, las comisiones reducidas y las gestiones online abren cientos de escenarios. Las personas disfrutarán ahora de servicios de mejor calidad, totalmente adecuados a sus circunstancias.

5. Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial, despunta como recurso clave. Ya existen asistentes virtuales que interactúan con los usuarios ayudándoles a tomar decisiones de inversión y ahorro, pero esto promete ser solo el principio. La industria financiera afronta así el desafío de introducir las tecnologías más punteras que están destinadas a cambiar el mundo para la resolución de problemas prácticos cotidianos. Mientras tanto, los clientes agradecen esa proximidad y esa voluntad de actualización continua.

6. Voice bank

El uso de la IA y los asistentes virtuales puede complementarse con modelos autómatas online que utilicen la voz para comunicarse con los clientes. A través de técnicas sofisticadas de machine learning, como las redes neuronales profundas, esta voz robótica permite una guía más cálida. Consta de tres servicios en permanente conexión: un traductor de voz a texto, un motor de interpretación de la consulta del usuario y un sintetizador que resuelve las dudas formuladas.

7. Uso de apps

Las apps ya no sólo sirven para acceder a los movimientos o el saldo bancario. Las nuevas entidades permiten ordenar todo tipo de operaciones. Y no sólo eso, sino que cada vez crece más el índice de usuarios que eligen pagar con el móvil a través de aplicaciones conectadas a sus cuentas corrientes.

8. Ampliación de la clientela

Los clientes digitales no se limitan a la generación millennial. Las tecnologías de hoy avanzan a gran velocidad, extendiéndose a todos los ámbitos.  

9. Internet de las cosas

El Internet de las Cosas (IoT) conecta a los dispositivos físicos con la nube, dándoles así la posibilidad de realizar pagos directamente. En el futuro, todos los objetos estarán online, de manera que no será necesario llevar un control activo sobre ellos, sino que su propio sotfware procesará las carencias inmediatas y buscará respuestas y soluciones o lanzará avisos al usuario. Este tipo de técnicas ya se están ensayando en otros países con neveras inteligentes, por ejemplo. En España no se ha llegado todavía a ese punto, pero los recursos dedicados a la innovación en IoT crecen cada año, también para los servicios bancarios

Estas son algunas de las facetas en las que la tecnología ha revolucionado todo dentro del banco online. Todo para satisfacer demandas que hasta ahora habían permanecido sin cubrir. Y es sólo el principio, ya que el futuro augura más transformaciones.