Hillary Clinton y Donald Trump ya están en plena carrera hacia la presidencia de EE.UU. después de los resultados de las primarias, pero cómo afectaría a los mercados la victoria de uno u otro?

En esta fase tan temprana, resulta complicado aventurar qué sectores y empresas van a beneficiarse de las políticas de cada candidato. Es probable que tengamos una visión más clara cuando comience la campaña de verdad. En este sentido, los precios de los medicamentos, el gasto en defensa y la reforma de la normativa de servicios financieros probablemente sean los temas más importantes. En un plano general, también existen dudas sobre cómo afectarán las políticas de cada candidato al ritmo de endurecimiento monetario de la Reserva Federal.
 

Así lo ven nuestros gestores

Con independencia de quién gane las elecciones, Angel Agudo, gestor del FF America Fund US Equities no espera cambios en las grandes líneas maestras de la política estadounidense. "En conjunto, la volatilidad a corto plazo en los meses previos a las elecciones puede crear oportunidades de compra; sigo apostando por mi proceso de inversión y, sobre todo, vigilo muy de cerca los fundamentales a largo plazo”.

De cara al futuro, Aditya Khowala, gestor del FF American Growth Fund y el FAST US Fund, cree que la  atención seguirá centrada en la economía, donde está observando algunas señales encontradas."La combinación de menor liquidez y descenso de las expectativas de inflación sigue limitando la capacidad de la Reserva Federal para subir los tipos de interés. También existen indicios que apuntan a que el sector bancario podría seguir sufriendo presiones regulatorias".

Dominic Griffin, gestor del FF American Diversified Fund, comenta que mucho de lo que estamos oyendo por boca de los candidatos principales es la retórica política que cabe esperar en cualquier campaña electoral. "Desde mi punto de vista, este ciclo electoral no cambia nada. Sigo centrándome en negocios de buena calidad que puedan crecer más que el conjunto del mercado en un entorno de crecimiento bajo. El énfasis de la cartera está en las empresas de calidad capaces de crecer y en el crecimiento orgánico con valoraciones atractivas”.


Dirigido exclusivamente a profesionales de la inversión. No debe ser tomado como referencia por inversores particulares