Fidelity España

Fidelity Fidelity es una gestora internacional de fondos, con activos por valor superior a 200.000 millones de dólares

¿Debería inquietar a las bolsas el fin del QE?


Escrito 12 Jun

En las próximas semanas y meses los inversores manifestarán una creciente preocupación ante la retirada de las medidas de relajación cuantitativa por parte de la Reserva Federal estadounidense. Aunque es una inquietud legítima, no creemos que los inversores bursátiles deban preocuparse en exceso por esta cuestión.

 
- En primer lugar, la relajación cuantitativa no va a terminar a corto plazo: la Fed ha reiterado que el paro tiene que bajar del 6,5% (está en el 7,6% actualmente) antes de proceder a subir su tipo de referencia.
Probablemente esto no ocurra hasta dentro de 12 meses, quizá más. Además, la inflación es baja y está descendiendo.
 
- En segundo lugar, un endurecimiento monetario probablemente indique una "normalización" de la política monetaria como consecuencia de que la recuperación económica de EE.UU. ha entrado en una fase más firme, como se aprecia, por ejemplo, en la mejoría del mercado de la vivienda.

Ampliación del balance de la FED

¿Qué nos dice la historia?

Cuando la Fed comience a reducir la compra de bonos probablemente aumente la presión alcista sobre los bonos del Tesoro de EE.UU., lo que repercutirá seguramente en otros mercados de bonos, como los bunds alemanes. ¿Qué podría significar eso para las Bolsas?

- Cabría esperar que el entorno de financiación menos favorable y la subida de los tipos "sin riesgo" tuvieran un efecto negativo sobre las acciones estadounidenses y europeas.
 
- Sin embargo, desde 1997/1998, ha ocurrido precisamente lo contrario; así, se han observado correlaciones positivas en lugar de negativas entre las rentabilidades del S&P 500 y los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. (línea azul), y entre las rentabilidades de la Bolsa europea y los rendimientos de los bunds (línea roja).
 
Rentabilidades correlaciones
 
 
El gráfico anterior revela que desde 1997/1998 las rentabilidades de las acciones y los bonos se han movido a grandes rasgos en la misma dirección, tanto en EE.UU. como en Europa.
 
- Los gráficos que figuran debajo abundan en esta idea y muestran que cuando los rendimientos de los bonos son más bajos, mayor suele ser la correlación entre los bonos y las acciones; dicho de otro modo, cuando los rendimientos de los bonos son bajos, mayor es la tendencia de los bonos y las acciones a subir y bajar al unísono.
 
- Cuando los tipos de interés son bajos y estables, las acciones suelen ser más sensibles al crecimiento que a los tipos de interés. Si la Fed comienza a retirar la relajación cuantitativa, el positivo entorno económico debería, con el tiempo, compensar el impacto negativo de la subida de los rendimientos de los bonos.

Las correlaciones entre acciones y bonos son más altas cuando los rendimientos de los bonos son más bajos


También puede interesarte

Comentarios