El Reino Unido ha votado en contra de seguir en la UE. David Cameron ha dimitido como primer ministro. El Partido Laborista está desintegrándose. Los partidos populistas de toda Europa están envalentonados. Estamos ante una crisis política que tardará varios años en resolverse. Durante los periodos de gran incertidumbre, como el actual, la inversión se reduce y el crecimiento se frena. Inicialmente, los mercados financieros reaccionaron con violencia, pero después han recuperado parte de sus pérdidas.

En opinión del equipo de asignación de activos de Fidelity Solutions, "este movimiento es prematuro y hemos reducido la exposición a la renta variable hasta una posición de infraponderación. Del mismo modo, hemos aprovechado la volatilidad de la libra esterlina para volver a vender la divisa después de haber cerrado prácticamente nuestra posición vendedora en los momentos previos al referéndum".

Según explican desde Fidelity Solutions: "Nuestra asignación regional ha registrado un peor comportamiento relativo, pero el sentimiento en torno a Europa está en niveles extremos y los mercados emergentes están destacando, por lo que mantenemos nuestras posiciones por ahora.

El petróleo también se vio arrastrado por el movimiento de huida del riesgo, pero la oferta sigue cayendo y mantenemos nuestra sobreponderación en materias primas, así como en acciones de empresas energéticas".

Así queda su posicionamiento táctico actual: 
 


Fidelity Solutions gestiona un patrimonio de más de 43.000 millones de dólares invertido en diferentes fondos multiactivos y multigestor en nombre de clientes particulares e institucionales. 

 

Dirigido exclusivamente a profesionales de la inversión. No debe ser tomado como referencia por inversores particulares