Desirée Gémar, Directora de Relación con Inversores de Fidentiis Gestión, primera por la derecha

 

Los días 6 y 7 de junio, Fidentiis Gestión SGIIC participó en el evento organizado por Citywire en Valencia que reúne a banqueros privados, asesores financieros, y selectores de fondos, para conocer a gestoras, y gestores de fondos, con estrategias, productos y estilos de gestión que aportan valor.

 

El evento, de dos días de duración, consistió en una serie de reuniones de los profesionales de la distribución con cada una de las gestoras participantes, en las que se exponían las cualidades distintivas tanto de los fondos, como de los estilos o estrategias de inversión. Ello con el fin de que los profesionales del asesoramiento trasladaran dichas cualidades a inversores con apetito por la arquitectura abierta, afines a la diversificación con productos de terceros de alto valor añadido. 

 

Por parte de Fidentiis Gestión SGIIC asistieron Ricardo Seixas, CEO y gestor de Iberia Long Short (estrategia accesible a través de un FIL registrado en España, un fondo long only y otro long short registrados en Luxemburgo); Desirée, Gémar, Directora de Relaciones con Inversores; y Enrique Parra, responsable de Desarrollo de Negocio. 

 

Con el titulo "Una estrategia alternativa o cómo conseguir preservar capital en los mercados de acciones", los ponentes de Fidentiis Gestión SGIIC expusieron las ventajas de la estrategia Fidentiis Long Short Iberia: un proceso de inversión en el que prevalecen las ideas concentradas, la gestión táctica del riesgo,  y la agilidad en la toma de decisiones. Porque Long Short Iberia se basa en la creencia de que no todo es "value", y hay aspectos que aportan valor a la cartera, tales como la generación de caja, los retornos elevados,   y el atractivo en múltiplos.

 

En todo caso, el equipo de 4 gestores de la estrategia, no invierte sin antes comprobar que se ha producido una mejora en el entorno operativo que posibilita la visibilidad de la tesis de inversión en los próximos 12-18 meses.  Los resultados avalan esta filosofía:  la rentabilidad anualizada a 10 años es superior al 4%, a lo largo de los más de 12 años desde lanzamiento. Objetivo que se ha logrado a través de la consecución de una rentabilidad positiva y consistente en el tiempo, controlando el riesgo de la cartera en todo momento -volatilidad anualizada por debajo del 8%- y con alta flexibilidad en la exposición neta a renta variable, entre -30% y + 80%.