Ricardo Seixas, CEO de Fidentiis Gestión, intervino en la Jornada Anual de Aseafi para hablar de la gestión de la volatilidad como herramienta para gestionar las emociones del inversor. Desde su lanzamiento hace doce años, la estrategia IBERIA LONG SHORT ha implementado una cartera capaz de gestionar dichas emociones, mediante la gestión no sólo de la volatilidad, sino de la exposición neta de la cartera y de la selección de valores, aportando rendimientos superiores derivados del análisis fundamental. En definitiva, una gestión del riesgo que mitigue los impactos negativos en la cartera y, por tanto, en la estabilidad emocional del partícipe. El resultado ha sido una volatilidad media anualizada alrededor del 5%, sustancialmente por debajo de la de los mercados de renta variables, además de mucho más estable. Y sin olvidar que el rendimiento obtenido es sustancialmente superior, alcanzando un retorno total de más del 45% hasta la fecha – por encima de un 4% anualizado-, sin que el partícipe haya tenido que vivir un camino accidentado