Los bancos europeos se comportaron peor que el mercado europeo general en agosto de 2018 (-8.1% para el índice SX7P vs -3.8% para el SX5E). Principales impulsores del rendimiento futuro del sector:

 

 

1) Los bancos de la eurozona (SX7E) entran en el modo de mercado bajista (-20% acumulado en el año). Principales razones:

- El espectro de una nueva recesión estadounidense en 2020 ha llevado a algunos observadores del mercado a pensar que el BCE nunca podrá subir tipos.

- Las perspectivas de una crisis en algunos países emergentes (principalmente Turquía y Argentina) también han afectado a los bancos europeos con la exposición a estos países.

- La ampliación de los diferenciales (BTP) italianos afectó a los bancos italianos y reavivó los temores de una crisis del euro.

- Las perspectivas de los aranceles estadounidenses impuestos a las importaciones europeas de automóviles podrían tener un impacto negativo notable en el rendimiento del PIB europeo.

 

2) Nuestra opinión sobre los principales riesgos. Creemos que es probable que el ruido en torno al presupuesto italiano disminuya durante todo el otoño. El gobierno italiano probablemente inicie una expansión fiscal con un déficit público específico de alrededor del 2% en 2019. Este nivel estaría por encima de los objetivos impuestos por la Comisión Europea, pero debería permitir a Italia reducir el nivel de deuda pública sobre el PIB en el próximos años. La imposición de aranceles estadounidenses a las importaciones de automóviles en Europa es un comodín que, de materializarse en su peor versión, podría desencadenar una recesión en la zona euro. Con base en la resolución inicial de la disputa del TLCAN con México, nos inclinamos a pensar que se encontraría una solución práctica sobre las relaciones comerciales con Europa que de alguna manera beneficiaría la posición de los Estados Unidos en relación con la situación actual. Finalmente, no tenemos ninguna visión diferencial sobre si ocurrirá una recesión en EE. UU. en los próximos 24 meses.

 

3) Es poco probable que la debilidad de la divisa EM disminuya, en nuestra opinión. Según el IIF (Instituto de Finanzas Internacionales), ninguna crisis en mercados emergentes con una devaluación real de la moneda superior al 30% se resolvió sin la ayuda de un programa del FMI. Por lo tanto, creemos que Turquía terminará recurriendo al FMI o imponiendo controles de capital (que creemos que sería un escenario peor que un programa del FMI). Desde esta perspectiva, creemos que deberíamos evitar los bancos con notables exposiciones a mercados emergentes y centrarnos en los bancos minoristas nacionales con balances sólidos y ratios de coste a ingresos relativamente bajas.

 

4) Los fundamentos aún no se han deteriorado. El tipo spot Euribor 12M está subiendo lentamente, el crecimiento del crédito es positivo en Europa (+ 3% YoY), los costos operativos se benefician de la reestructuración (fusiones, desaceleraciones, digitalización ...), LLP aún se encuentran en niveles bastante bajos gracias a un rendimiento del PIB resistente. Solo las comisiones podrían ser más débiles de lo previsto en un entorno de mercados volátiles.

 

5) Inversores bancarios: ¡Hola! ¿Hay alguien por ahí? Las valoraciones de los bancos están tocando nuevos mínimos y el sentimiento hacia el sector es horrendo. El diferencial de valoración entre las compañías Fintech cotizadas y los bancos es simplemente gigantesco. Aunque creemos que los bancos se recuperarían de alguna manera a medida que desaparecen algunas de las incertidumbres mencionadas anteriormente, creemos que la sensación de que estamos más cerca del final del ciclo está ya extendida en el mercado.

 

¿Cuál es la estrategia de nuestro fondo European Financial Opportunities?

 

Hemos estado cubiertos durante la mayor parte de agosto y, por lo tanto, el fondo aún se encuentra en territorio positivo a pesar de la fuerte caída de los índices sectoriales en el mes (-8% MTD en el SX7P). Hemos incrementado la exposición a nombres defensivos (bancos suizos y escandinavos) y compañías no bancarias. Vigilaremos de cerca los próximos eventos sobre la guerra comercial para reevaluar la exposición correcta a las acciones en las próximas semanas.

 

El rendimiento del fondo en agosto (-0,57%) fue materialmente mejor que el índice de bancos europeos en el mes (SX7P -8.1% y SX7E -11%). Decidimos cubrir nuestra exposición antes del 7 de agosto y logramos compensar la mayor parte de la caída del mercado por la crisis turca.

Decidimos deshacer la cobertura a finales de agosto dado que habíamos superado al SX7P en un 17% hasta el final del año (21% en el año anterior al SX7E). Nuestra cartera de bancos cayó menos que los índices de referencia en el mes de agosto.

Aunque no vemos un catalizador positivo para el sector en el corto plazo, percibimos que el sector está sobrevendido en esta coyuntura y, por lo tanto, mantenemos una exposición a la renta variable relativamente larga (alrededor del 70%). Aunque podríamos volver a evaluar nuestra exposición a la renta variable a corto  plazo  a  la  luz  de  los  renovados  temores  de  guerra  comercial.

Planeamos mirar de cerca las empresas de Fintech listadas para identificar oportunidades potenciales. Hasta ahora, hemos encontrado muy poco valor en estas debido a sus muy altos múltiplos de valuación. Hay que tener en cuenta que Fintech y nuevos negocios financieros es uno de los seis temas que usamos para invertir en el Fondo.

A continuación os dejamos la ficha del fondo: European Financial Opportunities.