Pese a las expectativas generadas en el mercado por la relajación de la tensión comercial entre China y EE.UU. y el acuerdo entre el Reino Unido y la UE para la salida ordenada, además de la mejora en los PMIs manufactureros globales,  no hay motivos que justifiquen un escenario positivo del ciclo. Para ello, sería necesaria la cancelación de aranceles en diciembre, la recuperación del sector industrial y el crecimiento del empleo y el consumo.Por tanto, no se atisba un cambio en el ritmo de crecimiento que seguirá débil y con riesgos a la baja en la economía mundial. 

Puedes leer el artículo pinchando en el siguiente link https://www.fundssociety.com/es/opinion/FG2018-la-reduccion-de-las-tensiones-comerciales-y-la-mejora-de-los-indicadores-suavizan-el-riesgo-de-recesion