A la hora de gestionar hay que estar pendiente de muchos factores y tomar numerosas decisiones, pero lo primordial es fijarse en el riesgo a asumir, pensar en qué pasa si las cosas finalmente no ocurren como uno piensa. Hay que medir la eficiencia del riesgo que se asume y determinar si es adecuada o no. En Fonditel, consideramos clave saber gestionar el binomio rentabilidad-riesgo, y lo hacemos mediante una gestión activa que considera y evalúa los escenarios adversos y la posibilidad de error, siempre con una visión patrimonialista y con una filosofía de inversión basada en el Asset Allocation.

Generalmente, el inversor toma la rentabilidad prácticamente como la única variable de su inversión, pero el riesgo es otra variable tan importante o más que la rentabilidad. ¿Estoy bien remunerado en rentabilidad por cada unidad de riesgo que estoy asumiendo? Es una pregunta difícil pero clave para el inversor: no es solo cuánto gano, sino cuánto estoy dispuesto a perder si la inversión no sale como se espera.

Otra forma de gestión es la de selección de valores dentro de cada tipo de activos o Stop Picking. Es cierto que son dos formas de gestión diferentes pero compatibles para simultanear. Sin embargo, numerosos estudios afirman que el 80% de la rentabilidad proviene de la toma de decisión del Asset Allocation. Al final es mucho más relevante decidir si compro o no Bolsa, que decidir dentro de la Bolsa los valores concretos en los que quieres invertir con el mayor riesgo que eso supone.

Cuando hablamos del Asset Allocation en la toma de decisiones, es importante enfocar el horizonte temporal para ver qué variables tener en cuenta. Para el medio plazo, las decisiones seguramente vayan más ligadas a la evolución macroeconómica, a la evolución de factores globales… Mientras que las de corto plazo, serán más tácticas y generalmente más enfocadas en momentos puntuales de riesgo, posicionamientos, flujos en el mercado…

uando hablamos del Asset Allocation en la toma de decisiones, es importante enfocar el horizonte temporal para ver qué variables tener en cuenta.

¿Por qué nos decantamos por el Asset Allocation?

Además de las razones anteriormente dadas, este modelo nos permite dotar a nuestros fondos de inversión y nuestros planes de pensiones de unas carteras mucho más globales desde el punto de vista geográfico, al permitirnos exponernos a cualquier mercado mundial, lo que a su vez implica una mayor diversificación, algofundamental a la hora de elaborar una cartera de inversiones.

Por regla general, los Bonos y la Bolsa no tienen por qué ir en el mismo sentido, países en diferentes momentos del ciclo económico, por ejemplo emergentes y desarrollados, no tienen por qué tener una correlación continua… pero sí que todos los valores de un mismo mercado y más si son de un mismo sector, suelen comportarse en la misma línea. Por tanto, construir una cartera muy focalizada en los pesos de algunas compañías, tiene mucho más riesgo. Los activos tienen un comportamiento suficientemente heterogéneo en las distintas fases del ciclo como para poder aprovecharlo en términos de rentabilidad y riesgo.

Otro punto por el que nos decantamos por esta filosofía de gestión, es que da lugar a una gestión más activa, ya que hay muchas más oportunidades para buscar entre diferencias entre tipos de activos o para ver evoluciones de mercado. A ello se le añade que los costes de transacción son mucho más baratos. Si compro una compañía por valoración, es para un periodo largo de tiempo, ya que hay que esperar a que cristalice esa diferencia de valoración entre lo que pienso y el precio que tiene en el mercado.

 

Escucha o descarga el programa completo de Capital Radio: