Comentario económico semanal

 

La Fed mejora las perspectivas de la economía y comienza el debate sobre la reducción de su política monetaria expansiva. La reunión de la Fed de la semana pasada se saldó con un tono positivo en relación con las perspectivas de crecimiento de la economía estadounidense, con una importante revisión al alza en materia de crecimiento, especialmente para este año (+7% vs +6,5% anterior). En materia de inflación, la Fed sigue considerando que el repunte actual es transitorio, manejando unas previsiones para los próximos ejercicios en niveles cercanos con su objetivo del 2%, a pesar de que durante los próximos podamos observar lecturas por encima de estos niveles. La noticia que más sorprendió al mercado por su tono restrictivo fue que cada vez más miembros plantean la necesidad de subir los tipos, ya no sólo en 2023 como estaba previsto, sino que algunos plantean que esto podría producirse a finales de 2022. Todo ello en su conjunto abre la puerta a ver una estrategia de salida más rápida de lo inicialmente pensado.

 

El PMI Composite de la zona euro en máximos desde junio de 2006. La lectura del mes junio se saldo con una lectura del 59,2, superando las expectativas (58,8) y la lectura del mes anterior de 57,1. Las elevadas lecturas de los últimos meses serían compatibles con una mejora del nivel de crecimiento en el segundo trimestre que, dadas las buenas expectativas de los empresarios, podría llegar a verse superado en el tercer trimestre. Las encuestas confirman que los progresos en la vacunación y control de la Covid-19 que han permitido la reapertura de las economías están incrementando la confianza. Este rápido incremento en la actividad también está produciendo un incremento en los precios de los bienes y servicios a una tasa de crecimiento sin precedentes. Esto sumado a la falta de suministros en algunas de las cadenas de producción puede dar soporte a un incremento de la inflación durante los próximos meses. La única sombra en el horizonte es el incremento de contagios que se está produciendo por Europa por la variante Delta (India), que podría retrasar unas semanas la reapertura de algunas economías, aunque se está viendo que las vacunas son efectivas contra esta variante, por lo que el número de fallecidos está permaneciendo constante.

 

La Unión Europea y el Reino Unido cercanos a llegar un acuerdo sobre la disputa en la frontera de Irlanda del Norte. Reino Unido ha solicitado extender el periodo de gracia más allá de la fecha del 30 de junio, y las negociaciones se suceden. La UE ha anunciado que no quiere que la extensión de periodos de gracia se convierta en una normalidad. Ambas partes confían en llegar a un acuerdo satisfactorio que permita una vuelta a la normalidad en la isla y han destacado que el inicio de una guerra comercial sería perjudicial para ambas partes.

 

Comportamiento de los activos financieros

 

La renta variable sigue en positivo en junio.  El Euro Stoxx 50 acumula una rentabilidad 0,9% en junio, lo que implica que durante los últimos 7 días ha caído un -1,8%, derivado del impacto en los mercados que tuvo la posibilidad de un tapering anticipado tras la reunión de la Fed. En EEUU, el S&P500, ha recuperado los niveles tras las caídas de la semana pasada, situando su rentabilidad en un 1,06% en el mes de junio. Los mercados emergentes tomando como referencia los futuros del MSCI EM en divisa dólar, están teniendo un peor comportamiento relativo, retrocediendo un -0,54% en junio y arrastrando correcciones las tres últimas semanas, acumulan una rentabilidad desde comienzo del año de 5,7%.

 

En la deuda pública repuntes generalizados. La TIR del bono español a 10 años se situó en 0,44% frente a los 0,39% de la semana pasada; y para el tramo a 5 años, en -0,22% frente a los -0,29% de la semana pasada. Para las mismas referencias, la TIR del bono italiano se sitúa en 0,89% y 0,15%, respectivamente, frente a 0,77% y 0,035% de la semana anterior.

 

Con respecto a la deuda corporativa, el spread del índice Itraxx en divisa euro para el plazo de cinco años en deuda de grado de inversión se ha situado en 47,32 puntos frente a los 47,66 puntos de la semana anterior. El spread de la deuda high yield o de peor calidad crediticia la referencia se ha reducido hasta los 234,47 desde los 235,68 de la semana anterior.