Como observadores de la economía y de cualquier actividad tomamos conciencia de la realidad a partir de lo que vemos en nuestro entorno más cercano. Llevamos muchos años de crisis, tanto en España como en Europa.

Sin embargo el mundo es muy grande, y a pesar de que en los últimos 100 años hemos tenido dos guerras mundiales, crisis financieras, de petróleo, guerra fría…, el crecimiento económico y la creación de riqueza ha sido la más importante de la historia de la humanidad. Al mismo tiempo la población mundial ha pasado de 1.650 millones de personas en el año 1900 a 7.300 millones en el 2015.

Como trabajadores españoles vemos que la competencia del exterior presiona nuestros salarios a la baja, pero como inversores podemos acceder al crecimiento mundial, que es robusto y sólido, comprando compañías globales con exposición al mismo. El crecimiento de población trae consigo crecimiento de clase media a nivel mundial, tal vez no somos capaces de verlo porque nuestro entorno cercano está centrado en las noticias locales.

Los apellidos Devi y Singh, quizá no nos suenen mucho, porque en España no son demasiado comunes, pero en la India hay 70 y 40 millones de personas con ese apellido, es decir casi la misma población que Francia y España juntas. Y a los Devi, Wang, Li, Chen, Ahmed, Nguyen del mundo, es decir China, India, Indonesia, Pakistan, Bangladesh, Brazil…, las cosas no les van mal y van a consumir, por lo tanto, tendremos que tener exposición al consumo global.

 

Alberto Blasco Cebolla

Ibercaja Patrominios