Comentario económico semanal

 

La le lectura preliminar de IPC de la zona euro sorprende al alza: el índice se sitúa en el 2,0%v interanual, por encima de lo esperado (1,9% est.) y de la lectura del mes anterior (1,6%). La inflación subyacente situándose en el 0,9% frente a los 0,7% del mes anterior. La diferencia entre ambas se explica principalmente por el impacto del componente de energía, que aumenta un 13,1% en términos interanuales, y que en gran medida se debe al impacto del efecto base derivado de la fuerte caída del precio del petróleo al inicio de la pandemia. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que el IPC de la zona euro está siendo objeto de varios cambios metodológicos (ajustes en las ponderaciones de las partidas), lo que puede provocar una menor comparabilidad de las lecturas.

 

El precio del petróleo alcanza máximos de dos años: los miembros de la OPEP han confirmado que seguirán con lo acordado en el mes de abril y aumentarán escalonada y cautelosamente la oferta de crudo, aumentando su producción en 450.000 barriles diarios durante el próximo mes. Al conocerse la noticia el precio del Brent subió hasta los 71,33 $/bl, para después estabilizarse ligeramente por encima de los 70$/bl. Según la Agencia Internacional de la Energía, la oferta actual planteada por los miembros de la OPEP implicará que los inventarios mundiales no crecerán los suficientemente rápido para igualar el incremento por parte de la demanda que se está estimando con la reapertura de las economías, algo que podría poner una mayor presión alcista. Algo que podría contrarrestar estas presiones alcistas es la vuelta de Irán al mercado mundial. Irán y EEUU están negociado un nuevo acuerdo nuclear, algo que podría propiciar que se levantaran las sanciones impuestas por la administración Trump. Se estima que irán podría aportar aproximadamente 1,5 millones de barriles diarios al mercado internacional.

 

La UE acelera los trámites para el pasaporte Covid digital: la UE firmó un acuerdo el 20 de mayo para que el conocido como “pasaporte Covid digital” entrara en funcionamiento el 1 de julio. No obstante, siete estados de la UE liderados por Grecia y entre los que se incluyen Alemania y Dinamarca han comenzado a utilizar un pasaporte de vacunación piloto, al que España espera sumarse el 7 de junio. Según se ha filtrado a la prensa, una vez se instaure de manera oficial, permitirá levantar todas las obligaciones de cuarentena a aquellas personas que estén completamente vacunadas. Adicionalmente, la CE también ha propuesto que aquellas personas que se hayan superado la enfermedad o que tengan una prueba PCR (con menos de 72 horas al momento del viaje) o una prueba de antígenos (48 horas) estén exentas de restricciones. Esto permitirá un tráfico fluido de viajeros internacionales y una reactivación del turismo y sector servicios, lo que sería muy positivo para países como España o Italia, con una gran exposición a estos sectores.

 

 

Comportamiento de los activos financieros

 

La renta variable cierra en positivo en junio, tras un buen mes de mayo. En Europa, el Euro Stoxx 50 sube un 1,21% en junio después de subir un 1,63% durante el mes de mayo, situando su rentabilidad en el 15,08%. El buen comportamiento de las bolsas europeas en buena medida se explica porque la economía europea está entrando en fase de expansión ahora, unos meses de retraso con respecto a la estadounidense, cuyo mercado bursátil se recuperó más rápido durante 2020. En EEUU, el S&P500, las subidas son más moderadas, subiendo un 0,18% en el mes de junio, tras cerrar mayo con una rentabilidad de 0,55%. Los mercados emergentes tomando como referencia los futuros del MSCI EM en divisa dólar, también están teniendo un buen comportamiento, subiendo un 2,26% en junio tras cerrar mayo con un 1,82%, aunque su rentabilidad desde comienzo del año se queda atrás.

 

En la deuda pública, la TIR del bono español a 10 años se situó en 0,45%, similar a los niveles de la semana pasada, y para el tramo a 5 años, en -0,24%. Para las mismas referencias, el bono italiano, se situó situarse en 0,88% y 0,12%, respectivamente, mejorando frente a los 0,97% y 0,17% de la semana anterior. La UE ha remarcado su intención de emitir 80.000 millones de euros en bonos este año vinculados al NGUE y unos 20.000 millones en letras, hasta alcanzar los 100.000 millones. Se trata de un volumen muy ambicioso, especialmente teniendo en cuenta que ya estamos a mediados de 2021. Estaremos atentos a como digiere el mercado estas emisiones y si tiene algún impacto en la demanda de emisiones nacionales.

 

Reducción en los diferenciales de deuda corporativa, el spread del índice Itraxx en divisa euro para el plazo de cinco años en deuda de grado de inversión se ha situado en 49,22 puntos frente a los 51,22 puntos de la semana anterior. El spread de la deuda high yield o de peor calidad crediticia la referencia se ha reducido hasta los 244,43 desde los 254,23 de la semana anterior.