Ibercaja Gestión
Ibercaja Gestión
Impacto del coronavirus en los mercados financieros

Impacto del coronavirus en los mercados financieros

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Después de un arranque de febrero espectacular en los mercados, que volvieron a dejar a las bolsas rondando sus máximos del año, los últimos tres días han supuesto un duro golpe para los activos de riesgo. Las fuertes caídas que hemos visto esta última semana, en especial en la bolsa americana con descensos superiores al 8% se encuentran entre los 25 peores registros vistos desde 1950. La creciente incertidumbre en la semana por el brote del coronavirus (Covid19), empieza a socavar la confianza de los inversores y a tener sus efectos como es lógico en los indicadores de confianza a nivel global. La principal preocupación es la propagación del virus más allá de las fronteras chinas, con nuevos en Corea del Sur, Japón, Italia, así como la eficacia de las medidas por parte de las autoridades chinas para paliar el deterioro de la actividad.

Por otra parte, los mercados de renta fija han actuado como activo refugio a lo largo de estos días, tan sólo ha ampliado ligeramente el diferencial de Italia frente a España por la mayor incertidumbre sobre esa zona.

EFECTOS ECONÓMICOS

  • La semana pasada el FMI estimaba que la crisis del coronavirus podría detraer hasta 2 décimas al crecimiento mundial en 2020, hasta situarlo en un 3,1% anual. Estas proyecciones tienen un impacto de lleno sobre China. La potencia asiática representa un 20% del total de bienes intermedios exportados a nivel global y un 40% del total de los suministros de las cadenas de valor asiáticas. Así, el impacto en China podría ser hasta 2 puntos de PIB en el primer trimestre, situándolo en torno a un 4,5% interanual. En la Eurozona el impacto podría rondar el 0,2% este primer trimestre y en EE.UU. un 0,1%.
  • ¿Pero lo importante es ver si este efecto va a ser temporal? Basados en otras crisis sanitarias pasadas (tipo SARS vivido en 2003, Ebola, gripe H1N1, etc.), se demuestra como el efecto normalmente suele ser muy virulento, pero temporal.  Es muy difícil a día de hoy saber exactamente cuándo se va a producir la contención del virus pero hay 2 datos importantes: en primer lugar, no es un virus mutante, por lo que parece que se trata de un tema muy específico de este momento, y por otra parte, aunque se propaga rápidamente, al final se demuestra que la gravedad del mismo es menor que el de otras ocasiones.
  • A destacar la reacción por parte de todos los Bancos Centrales: el Banco de China introduciendo nuevos estímulos de forma inmediata con medidas monetarias y también fiscales con un efecto estimado en el entorno del 1%, pero tanto el BCE como la Reserva Federal mostrando su postura más flexible y pro ayuda al crecimiento. Es criticable el efecto de estas medidas sobre la economía de una forma directa, pero lo que tenemos muy claro es que van a seguir dando alas a unas curvas de tipos de interés muy relajadas.

 

¿QUÉ DEBERÍAMOS HACER LOS INVERSORES?

A lo largo de la primera quincena de febrero, los mercados habían mostrado de nuevo signos de complacencia, desde el momento en que los nuevos casos de infectados en China dejaban de crecer y por otra parte la tasa de curación empezaba a elevarse de forma importante. Ante el aumento de la incertidumbre, es normal que los movimientos se hayan producido con mayor virulencia.

Nuestro escenario a medio plazo sigue siendo constructivo. Por supuesto que el impacto en la economía china y mundial del coronavirus dependerá de lo que tarde en controlarse la epidemia, pero nuestro escenario de inversión es que su efecto será temporal y la actividad volvería a su crecimiento normal pasado el primer impacto.

La incertidumbre, puede continuar todavía varios días, pero es momento de mantener la calma, e incluso de aumentar posiciones en el mercado de renta variable en estos días de volatilidad extrema.

Estas fuertes caídas han provocado que:

  • Las valoraciones del mercado, se sitúen en niveles más atractivos. La bolsa europea en términos de PER ha vuelto a sus medias históricas en torno a 13 veces, lo que vuelve a dar respiro a esos mercados.
  • En términos de ratios de posicionamiento, la exposición de los fondos a riesgo ha caído bruscamente a lo largo de la semana, y los indicadores de sentimiento también, unos ratios que no obstante tampoco se situaban previamente en niveles muy estresados.

La experiencia de otros momentos similares vividos con volatilidad tan fuerte, nos demuestra que estos movimientos suelen revertirse con una probabilidad bastante alta. El exceso de liquidez en el mercado es muy alto, junto con unos tipos de interés todavía más bajos, nos da señales que el apetito al riesgo puede incrementarse fácilmente en cuanto veamos una estabilización de la situación.

Nuestras carteras no se encontraban en niveles de exposición muy elevados y lejos de los rangos máximos, por lo que estamos aprovechando para ir incrementando posiciones. En este nuevo contexto, entendemos que empiezan a producirse oportunidades interesantes y, a este respecto, estamos empezando a tomar más riesgo en los fondos. Y lo seguiremos haciendo poco a poco, a medida que vayamos viendo la evolución del mercado.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User