En una fase más madura del ciclo económico, como en la que nos encontramos, nuestra  recomendación de inversión es apostar por carteras globales y adecuadamente diversificadas. De ahí que apostemos por la inversión compañías que tengan sus negocios operando en todo el mundo, y que su imagen de marca les permita tanto llegar a millones de consumidores como tejer las redes necesarias para atraer a los consumidores futuros. Las conocidas como “Marcas Globales”. Su poder de marca les permite beneficiarse de que cada vez somos más gente en el mundo y con mayor capacidad económica. Porque, aunque las noticias sensacionalistas nos hagan pensar lo contrario, el mundo va a mejor. Al ser compañías con posiciones dominantes en sus mercados, tienen poder de fijar precios y, como consecuencia, mantener márgenes estables independientemente de los devenires del mercado. Estas compañías también nos ofrecen exposición al consumo en los países emergentes, geografías donde la clase media está viviendo un crecimiento exponencial. Cada segundo, 5 personas entran en la clase media (aquellos que ganan entre 10 y 100 dólares al día), y están deseosos de consumir champú, pasta de dientes, motocicletas, teléfonos móviles…etc. Las empresas multinacionales y con una marca reconocida, y muchas veces aspiracional, se aprovechan de esta tendencia. Inviertan sus ahorros en fondos de inversión expuestos al creciente consumo global.

 

 

Pedro Lacambra Prieto

Gestor de Fondos de Inversión

Ibercaja Gestión