Imantia Capital

Don't panic


Escrito 23 Jul 15

 

Estas últimas semanas de adrenalina en los mercados financieros, con Grecia como catalizador principal de los movimientos, nos dejan una lección, que no por mil veces impartida, deja de tener vigencia y grandes dosis de verdad. No es otra que, en momentos de crisis, lo más racional es mantener la calma.

Los partícipes de fondos de renta fija vieron en junio cómo la rentabilidad ganada día a día durante los primeros meses del año se esfumaba en tan sólo tres semanas. Y a finales de mes, cuando parecía que las aguas volvían a su cauce, sufrían un nuevo revés, experimentando nuevas caídas que, en algunos casos, dejaba su inversión en niveles inferiores incluso a los de las semanas anteriores.

Sin embargo, el inversor paciente, ése que sabe que en los momentos bajistas hay que mantener la calma y esperar a que el temporal amaine, habrá visto cómo su inversión iba remontando para, a fecha de hoy, volver a apuntar signo positivo en el año.

Ejemplo de ello es el gráfico de abajo, en el que mostramos la evolución de los cuatro fondos de nuestra oferta core de renta fija. Como puede verse, los partícipes de AC Renta Fija Flexible y AC Bonos Financieros vivieron un junio tan agitado como el sector, para en julio recuperar niveles anteriores a las caídas, con un comportamiento incluso mejor que algunos de los índices de referencia.

 

Pero hay partícipes a los que no les gusta la volatilidad y que quieran pasar el temporal resguardados en un lugar seguro. En ese caso, la opción clara dentro de nuestra oferta de son AC Fondepósito y AC Corto Plazo. Como puede verse en el gráfico, estos fondos han vivido ajenos al referéndum griego y a los movimientos que éste ha traído. Por ello, se convierten en fondos perfectos para aquellos cuyo objetivo es evitar cualquier tipo de altibajo.

Así, ya sea uno de los que no se asustan con este tipo de movimientos o de aquellos que buscan una línea recta en sus inversiones, conviene recordar la lección: vender en momentos bajistas no es una buena idea. Para ello será fundamental conocer qué tipo de activos componen la cartera de los fondos, información que toda gestora debe poner al alcance de sus partícipes. Sabiendo esto y qué comportamiento se puede esperar de dichos activos, será más fácil mantener la calma y el capital en momentos de tempestad. Y la historia demuestra que la templanza suele ser premiada.

 

Comentarios (0)