Esta misma semana el blog AnnualCycles publicaba un estudio sobre el rendimiento de los fondos de inversión españoles en los últimos años. En dicho estudio se tomaban como referencia los 1.705 fondos con una vida superior a los cinco años, dando cabida a todas las categorías (monetarios, renta fija, renta variable, etc.).

El estudio concluía que durante el último lustro el rendimiento medio de estos fondos había sido del 19,85%, equivalente a una TAE del 3,7%. La gran mayoría (el 59,68%) ofrecían un rendimiento entre el 0% y el 25%; había un 4,6% que había cerrado en negativo y las categorías con mejores rendimientos eran la de Bolsa americana y la de Bolsa japonesa.

Al hilo de este estudio nos gustaría destacar dos de nuestros fondos estrella que, aún siendo de renta fija, durante ese periodo obtuvieron rentabilidades superiores a la media. Se trata de AC Renta Fija Flexible y AC Bonos Financieros. El primero logró un rendimiento del 29,35% y el segundo, del 34,98%. En términos anualizados, esto supone una TAE del 5,28% para AC Renta Fija Flexible y del 6,18% para AC Bonos Financieros. 

 

 

Pero, ¿son repetibles estas cifras? El mismo estudio indicaba que para los próximos cinco años se espera un rendimiento medio inferior, lastrado por el comportamiento de la renta fija, donde el plazo fijo apenas rinde un 0,5%. Así, de darse “años malos, nos podemos encontrar con un rendimiento medio negativo”, indicaban desde el blog.

Nuestros fondos no son una excepción y durante este año también han sido castigados por el peor comportamiento de la renta fija y su errática evolución. Sin embargo, aún siendo conscientes de que en el entorno actual de mercado resulta imposible repetir rentabilidades pasadas, el equipo de gestión de Imantia Capital espera cerrar el año con rentabilidades positivas, por encima de la media de sus comparables.