Un artículo de Francisco Blasco, Responsable de Renta Variable y Fondos de Fondos.

Mirando las rentabilidades con las que han terminado agosto los principales índices mundiales, podríamos llegar a una primera y precipitada conclusión: aún a pesar de terminar el mes en negativo, las caídas de los mercados occidentales han sido ligeras y, posiblemente, fruto del periodo estival.

Nada más lejos de la realidad. Agosto ha sido un mes difícil, muy difícil. Las noticias y acontecimientos geopolíticos negativos se sucedieron, sobre todo en la primera quincena del mes, haciendo que los principales índices llegaran a caer un -6,57% el EuroStoxx-50, un 6,27% el Ibex-35 (sin tener en cuenta la caída de los dos días anteriores que fue de un -2,65% adicional) y un -5,20% en el índice norteamericano. Esto, por no hablar de valores, en el mes Aegon cayó un -19,3%, Continental -12,36%, Banco Santander -10,95%, etc.

Intentando enumerar las principales causas, y seguro que me dejo alguna en el tintero, me vienen a la mente cinco, de las cuales en dos vuelve a ser el protagonista el autonombrado hombre del año, Trump, y la Guerra Comercial entre EE.UU.-China.

1-El primer susto vino por el desacuerdo entre el Presidente y la FED sobre la magnitud de la bajada de tipos de interés. Recordemos que a finales de julio la Reserva Federal decidió bajar 25pb los tipos, cuando está siendo presionada para realizar bajadas más agresivas. La reacción de Trump a su falta de control directo fue agravar la guerra comercial con China, anunciando aranceles para el resto de los bienes importados desde el país asiático hasta ahora libre de ellos. Las consecuencias para USA son directas, ya que, si hasta ahora los artículos gravados eran mayoritariamente bienes industriales, con los nuevos aranceles incrementarán los precios de bienes directos de consumo. No en vano, luego hizo otras declaraciones en las que posponía la mitad de los nuevos aranceles al 15 de diciembre para que “no perjudicaran la campaña navideña de los norteamericanos”. La consecuencia inmediata fue la depreciación del Yuan, que superó la barrera psicológica del 7.

2-El segundo susto, la reacción y contraataque de China, anunciando también aranceles a los bienes importados desde USA y paralización de las compras de ciertos bienes agrícolas. En este punto, las conversaciones que debían retomarse en septiembre quedaron suspendidas.

La pregunta que deberíamos plantearnos llegados a estas alturas de la confrontación es si China, con unas previsiones de crecimiento de su PIB del 6% en los casos más pesimistas, estaría dispuesta a ceder algún punto de su crecimiento con el objetivo claro de adelantar el fin del ciclo económico alcista en EE.UU. y, de esa manera, minar uno de los pilares básicos de Trump para ser reelegido presidente el próximo año, mantener la riqueza del consumidor americano.

3-Nueva crisis argentina tras las elecciones locales en las que el actual presidente obtuvo una derrota abrumadora. Consecuencias directas: desconfianza de la comunidad inversora internacional en el país, impago de un primer vencimiento, S&P califica su rating en “selective default” y lo que queda por venir…

4-El órdago que se lanzó Salvini en Italia, pidiendo una moción de confianza pensando que saldría claramente ganador en unas nuevas elecciones y que le ha salido “rana”.

5-Por último, pero por ello no menos importante, el movimiento (que algunos se atreven ya a llamar de antidemocrático) que realizó Boris Johnson al suspender el Parlamento Británico desde el 12 de octubre para forzar un hard Brexit.

La ausencia de actividad en la cuenta de Twitter de Trump en la segunda mitad del mes, más la ausencia de nuevas sorpresas negativas en los frentes ya abiertos, hizo que los inversores no centráramos en vigilar la publicación de unos datos macroeconómicos mixtos que, por supuesto, no daban soporte a las caídas de precios que estábamos viendo. Lo que permitió una ligera recuperación de los principales índices.

Y, entre toda esta incertidumbre, ¿qué destacó en el mes de agosto? El ORO. ¿Os acordáis de que hablamos de él en el último artículo? Pues desde su publicación, hasta finales del verano estival, su revalorización ha sido de otro 10%.

Permitidme, por favor, hacer aquí nuestra cuña publicitaria, son otros de los activos que han destacado en agosto. El fondo de Renta Fija Mixta gestionado por nosotros ha terminado el mes prácticamente plano, un -0,05%. El fondo Imantia Global Conservador -0,24% y el fondo de Renta Variable Mixta un -0,58%. Todos ellos con un comportamiento claramente superior al de sus índices de refencia.