Bolsa europea o estadounidense. Este es un dilema que se plantean, y nos plantean, bastantes clientes últimamente. Desde el punto de vista del mercado, los índices por antonomasia en Europa y en EEUU bien podríamos decir que son, respectivamente, el Stoxx 600 y el S&P 500, que engloban a las principales compañías por capitalización bursátil de sus ámbitos geográficos. Es interesante analizar la evolución de ambos en los últimos años. En los dos siguientes gráficos podemos ver el comportamiento en el periodo 1998-2014

Y en el periodo 1987-2014 (datos semanales)

En ambos casos se observa una correlación muy elevada en periodos tanto alcistas como bajistas hasta, aproximadamente, finales de 2008. Desde entonces, mientras que ambos índices recuperan, el ritmo de subidas de uno y otro no tienen nada que ver. Motivos los hay para este dispar comportamiento, pero ¿cuándo no los ha habido? Además, ¿se mantienen dichos motivos? ¿No es justificable que haya una cierta, si no total, recuperación del terreno perdido por parte del índice europeo? Nuestra opinión es que sí, por ello tenemos centradas las carteras, principalmente, en este mercado. Algunos indicadores de valoración también apuntan en esta línea:

 

Div. Yield

PER 2014e

P/Ventas

PBV

Crec. Esp. Bº

S&P 500

1,95%

15,85

1,68

2,60

8,2%

STOXX 600

3,43%

14,33

1,05

1,84

35,3%

Fuente: Bloomberg