IMANTIA IBEX-35 es un fondo índice que replica el comportamiento del selectivo español.

Se trata de un producto sencillo, con una gestión transparente y pegada al índice, lo que facilita que el partícipe sepa en todo momento cómo se está comportando. En este sentido, la rentabilidad que el inversor puede esperar de Imantia Ibex-35 es la evolución del IBEX más el 90% de los dividendos y menos la comisión de gestión. Su tracking error contra el Ibex con dividendos es cercano al 0,30%

IMANTIA IBEX-35 aúna en un solo producto los bajos costes de los ETFs con la ventaja fiscal de los fondos de inversión. Esto lo convierte en un vehículo de gran interés para aquellos que quieran apostar por la evolución del Íbex-35 sin que las altas comisiones mermen su rentabilidad.

En este sentido, una de las grandes ventajas de IMANTIA IBEX-35 respecto a sus competidores es la baja comisión de gestión, del 0,35%. No en vano, es el fondo de inversión referenciado al Ibex-35 y dirigido a particulares más barato del mercado español. En este sentido, los partícipes de renta variable española soportan de media una comisión de gestión en torno 0,97% (datos de Inverco a 31 de diciembre de 2018).

IMANTIA IBEX-35 está dirigido a todos los públicos, estableciendo una inversión mínima inicial de 10 euros. El fondo se puede contratar directamente en nuestras oficinas o a través de las entidades que comercializan los fondos de inversión Imantia: Abanca, Caixa Ontinyent, Inversis, Rentamarkets, Selfbank y Unicaja. 

Sigue la evolución del fondo en la web de Imantia.