Imantia Capital

La madurez china


Escrito 8 Oct 15

 

En esta ocasión, nuestro gestor de fondos de fondos @SergioRios explica las claves para seguir la evolución de China. 

 

La madurez china

China ha sido y continúa siendo el foco de atención de los mercados en esta segunda mitad del año. Que levante la mano aquel que, estando en mercado, no haya leído al menos dos o tres informes tratando de elevar conocimientos sobre la materia. Se trata de identificar y racionalizar todo lo que pasa en aquel complejo y hermético país a nuestra mentalidad y, la verdad, resulta complicado.

En China todo es a lo grande , demografía, infraestructuras, consumo y todo aquello que se pueda medir y quedar reflejado en un dato asusta. Por esta razón, hace unos años un doble dígito en los datos de crecimiento de su PIB no extrañaba a nadie, pero a día de hoy no hay semana que no escuchemos los temores a un Hard Landing.

Después de las pronunciadas caídas de los índices chinos en el mes de agosto, lo que ahora subyace es si verdaderamente existe un problema de base y una verdadera  falta de tracción en la economía que justifique el temor del mercado a un contagio global. Para ser honestos, dicho temor tiene fundamento, puesto que una caída de la actividad de la segunda economía mundial debilita por igual a países emergentes y desarrollados y así se dejó entrever en la última acta de la FED.

Tenemos entre las manos muchas incertidumbres referentes a la economía china para los próximos meses, pero destacaría por encima de todas ellas, tres de especial calado. La primera sería ver si verdaderamente se está consiguiendo cambiar el modelo de consumo chino, es decir, comprobar que una caída de las exportaciones viene acompañada de un aumento de las importaciones y de un incremento de la demanda interna. La segunda, si la actual sobrecapacidad productiva del país cede peso en el crecimiento al sector servicios. Y  una tercera de especial repercusión sería si las autoridades chinas continúan soportando la economía con ajustes en el tipo de cambio del Yuan.

Todo este fenómeno se ha renombrado con varios términos. Pero no debemos olvidar lo que subyace y es que China se encuentra en un proceso de normalización de su economía, donde cada vez comparte más características con los países totalmente desarrollados. De esta forma, en los próximos años deberíamos ver cómo los datos se consumo, inversión o producción se corresponden con los de crecimientos de un país con un ciclo más maduro.


También puede interesarte

Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!