En 2020 los mercados financieros tendrán una tendencia moderadamente positiva, donde el principal miedo será la recesión a nivel global. En este sentido, la guerra comercial entre China y Estados Unidos y las elecciones americanas serán claves en su evolución.

Así, las propias China y Estados Unidos, el ciclo y los bancos centrales serán los drivers principales durante el año que viene:

 



En RENTA FIJA esperamos tipos ligeramente más altos y ampliación de diferenciales en crédito, ante la ausencia de medidas adicionales de los bancos centrales.

En RENTA VARIABLE esperamos subidas moderadas. Las bolsas volverán a convertirse en la única opción rentable del año, aunque no exentas de volatilidad. 
 

Somos positivos en...

1) DEUDA PÚBLICA EE.UU E ITALIA. La primera por un posible movimiento a la baja de la Fed y, la segunda, por estar ofreciendo una prima adicional.
2) INVESTMENT GRADE EURO, porque seguirá contando con el apoyo del BCE.
3) DEUDA SUBORDINADA, porque continuará la entrada de flujos.
4) RV EUROPEA, por mejores datos macro, valoraciones ajustadas y flujos positivos.

 

Somos negativos en...

1) DEUDA HY, porque podrían ser las más castigadas en la fase final del ciclo.
2) DEUDA EMERGENTE LATAM, por la incertidumbre política y el posible influjo chino
3) COMUNICACIÓN, ELÉCTRICAS y CONSUMO ESTABLE, por encontrarse en niveles de valoración muy elevados.