En estos momentos bajistas de bolsa es difícil mantener la mente fría y no huir de todo aquello que tenga un halo de renta variable. Apuntamos algunas características de este tipo de mercados que le ayudarán a entender lo que está sucediendo y no sucumbir al pánico:


1. Las tendencias bajistas no son algo excepcional. La mitad de los años desde 1950 se han producido caídas de dos dígitos, es por ello que se dice que la Bolsa es un activo de riesgo.


2. Los mercados son reflejo de las emociones y opiniones de los seres humanos y éstos, en muchas ocasiones, tienden a magnificar sus sentimientos. Por eso las tendencias bajistas son muy difíciles de predecir y las valoraciones, fundamentales o análisis técnicos no serán de gran ayuda. Lo mismo sucederá cuando el mercado se dé la vuelta.


3. Se habla de mercado bajista cuando las pérdidas superan el 20%. En la década de los noventa no hubo ninguna corrección superior al 20%, pero hubo dos del 19%, ¿no sería esto un mercado bajista? En ocasiones las propias definiciones pueden hacer perder la perspectiva.


4. El pasado no le ayudará a predecir el futuro. Cada ciclo es diferente, pero le ayudará a entender que después de la tormenta, siempre llega la calma.


5. Comprar y mantener es fácil en un mercado alcista de largo plazo. Pero esta estrategia sólo funciona si también se compra y mantiene cuando las acciones caen. Una mente fría será el mejor aliado.

 

Como puede verse en el gráfico, desde 1950 el S&P-500 ha sufrido grandes caídas, pero siempre ha terminado por recuperarse, manteniendo su tendencia alcista. Para que en este vaivén de mercados no pierda los movimientos alcistas, será fundamental que no cunda el pánico.